Receta de yogur griego casero, ¡fácil y rápido de hacer! ¡Hágalo usted mismo!

Con toda seguridad usted ya ha oído hablar en muchos lugares sobre los  beneficios que tiene el yogur. Esta información abunda en artículos de revistas, comerciales de televisión y en dietas para adelgazar. Y, de hecho, el yogur provee bacterias saludables que ayudan al organismo y poseen un alto valor nutritivo. Y lo mejor, es que esos no son los únicos beneficios, hay muchos más. Vea la siguiente lista:

  1. Si sufre de hipertensión, cuente con el yogur para mejorar su presión arterial.
  2. El yogur es una fuente óptima de vitamina D y de calcio por lo que ayuda a prevenir las enfermedades de los huesos como la osteoporosis.
  3. Torna la piel más suave.
  4. Fortalece el sistema inmunológico evitando sufrir de gripes, por ejemplo.
  5. Mantiene su sistema digestivo en buena forma.

Y, en lugar de comprarlo en el supermercado, usted puede hacer su propio yogur en casa de forma más económica y ecológica porque así vamos a librar al medio ambiente de tantos envases plásticos. ¿Aprendemos?

Receta de yogur griego casero

Ingredientes:

Yogur natural sin azúcar: 1 vaso.

Leche descremada: 2 litros (0% de grasa).

Levadura: confirme e inclúyalo solo si el yogur no lo tiene en su composición.

Preparación:

1. En una olla, ponga a calentar la leche hasta el punto en que comiencen a aparecer burbujitas en las paredes de la olla. Controle con un termómetro la temperatura la cual debe estar entre los 175°C y los 180°. Si se producen natas encima se deben remover.

2. Apague el fuego y deje enfriar hasta que la temperatura llegue a los 40°C. Utilice un termómetro culinario o utilice su mismo dedo. Para hacer la medición con un dedo; si aguanta quedar con el dedo en la leche durante 10 segundos, está listo.

3. En un recipiente, adicione la mitad del yogur natural y la levadura (sólo en caso el yogurt no tenga la incluya).

4. Tape el recipiente y envuélvalo con una toalla o un paño grueso. Colóquelo dentro del horno apagado o en una bolsa térmica por lo menos durante 5 horas. Después de ese tiempo, usted va a notar que la mezcla está un con aspecto gelatinoso que es el ideal. De esta forma, logró hacer un yogur tradicional. Sin embargo, si quiere hacer uno del tipo griego, haga un último paso.

5. Utilice un paño y colóquelo bien estirado en la parte de dentro de un colador. Después, coloque el colador dentro de otro recipiente. Tenga cuidado con las medidas, porque en este paso, el suero del yogur va a escurrir todo dentro del recipiente y debe certificarse de que habrá suficiente espacio. Ponga el yogur que hizo dentro del colador y póngalo en la nevera durante 3 o 4 horas. Después de esto, ¡estará listo para comer!

Consejos adicionales:

– Para intensificar el sabor, puede adicionar frutas o hiervas aromáticas como la canela, por ejemplo.

– Puede usar leche de cabra en lugar de la de vaca.

– Coloque una gota de esencia de vainilla en 200 ml de leche descremada a temperatura ambiente en el momento de hacer la mezcla para que quede más consistente.

¡Ponga manos a la obra y experimente hacer esta receta! Le garantizamos que le va a gustar el resultado.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!