¡Te estás lavando la cara de forma incorrecta!

Tu rostro es la ventana de tu alma, o al menos algunos poetas quieren que lo creas. Entonces, ¿por qué no mantenerlo luciendo lo más hermoso posible? Incluso si te lavas la cara todos los días, es posible que sigas acortando tu piel. Aprenda a limpiar su piel de la manera correcta y finalmente disfrute de la piel clara que se merece.

LO QUE ESTAS HACIENDO MAL

Aunque lavarse la cara puede parecer un proceso bastante simple, es fácil equivocarse. Compruebe y vea si está cometiendo estos errores en su rutina de belleza.

  • Comenzar con la cara húmeda: parece difícil aplicar un limpiador en una cara seca, por lo que casi todo el mundo se moja primero la cara. Esto elimina la mayor parte del limpiador antes de que tenga la oportunidad de limpiar su piel.
  • Usar un limpiador incorrecto: No, no debes elegir un limpiador facial solo porque tu amigo lo usa o porque estaba en oferta. Acudir a un experto y encontrar el lavado adecuado para su tipo de piel puede marcar una gran diferencia.
  • Solo lavarse por la noche: un lavado matutino es la manera perfecta de comenzar el día, ¡así que no se lo salte!
  • Dejar el maquillaje puesto: Lavarse no es suficiente para quitar la mayoría del maquillaje. También debe utilizar un desmaquillador específico.

LAVE SU PIEL ADECUADAMENTE

Ahora que sabe lo que está haciendo mal, ¿cómo puede solucionarlo? Puede cambiar su rutina de lavado de cara hoy siguiendo estos sencillos pasos. Debería notar una diferencia inmediata en cómo se ve y se siente su rostro.

  • Primero quítese el maquillaje: use un desmaquillador específico para quitar todo el maquillaje de su rostro. Algunos lavados faciales de alta calidad son dos en uno, por lo que esta puede ser otra opción a considerar.
  • Ponga limpiador sobre la piel seca: Ponga una pequeña cantidad de limpiador en sus manos y frótelo en su piel seca.
  • Frote a fondo y enjuague con agua tibia: moje sus manos y frote su cara. Esto debería convertir el lavado en espuma. Una vez que se haya lavado la cara durante 30 a 60 segundos, salpique su cara con agua fría o tibia, nunca caliente.
  • Seque con palmaditas: no se frote la cara con una toalla. Esto puede provocar arrugas y otros signos prematuros de envejecimiento. En su lugar, use una toalla muy suave y dé golpecitos suaves en la cara hasta que esté casi seca. Puede dejar que se seque al aire el resto del camino.
  • Aplicar crema hidratante: este paso final puede ser uno de los más importantes. El humectante sella la humedad natural de la piel y actúa como una barrera contra las toxinas, los radicales libres y otros peligros para la piel. Aplica una fina capa de crema hidratante en tu rostro y masajea suavemente. Masajee siempre hacia arriba para evitar tirar de la piel hacia abajo.

Su belleza y confianza en sí mismo pueden cambiar de inmediato con la rutina de cuidado de la piel adecuada. Deshazte de tu vieja rutina de lavado de piel y prueba esta. Te encantará cómo se ve y se siente tu piel todos los días.

a través de supertastyrecipes.com

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!