Las 10 principales causas de cáncer que usamos a diario

La industria farmacéutica esconde una valiosa información al público en lo que respecta a los remedios contra el cáncer porque ganan dinero con esta enfermedad mortal. Sin embargo, en este artículo te presentaremos 10 factores que provocan cáncer, para que puedas empezar a evitarlos.

Aquí está la lista:

Hormonas en la carne y la leche.

Hoy en día, la mayoría de los animales domésticos consumen alimentos llenos de hormonas no naturales para aumentar la producción de carne y leche. Se sabe que las hormonas agregadas en sus alimentos causan inflamación, cáncer y muchas otras enfermedades peligrosas.

Mamografía, radiografías dentales, escáneres en el aeropuerto.

Numerosos estudios han descubierto que los rayos X tienen efectos peligrosos para nuestra salud. Están estrechamente relacionados con el cáncer y algunas otras enfermedades y la industria nunca habla de eso.

Aluminio en desodorantes y antitranspirantes

Los desodorantes y antitranspirantes son muy peligrosos para nuestra salud ya que numerosos estudios han confirmado que el aluminio que contienen puede provocar cáncer de mama. Los expertos han encontrado grandes cantidades de aluminio en los tumores.

Cosméticos tóxicos

Nuestro órgano más grande es la piel por lo que debemos tener cuidado con el tipo de cosméticos que utilizamos. A menudo tendemos a exponer nuestra piel a cosméticos decorativos y preparativos que están cargados de petróleo y alquitrán de hulla. Todas esas sustancias nocivas penetran en la piel y entran en nuestro torrente sanguíneo, creando un terreno fértil perfecto para las células cancerosas. Para mantener su piel sana, asegúrese de utilizar siempre cosméticos naturales.

Soja y maíz transgénicos

Se ha descubierto que la mayor parte de la soja que se encuentra en los mercados de Estados Unidos es transgénica. Si le gusta beber leche de soja o cualquier otro producto de soya, puede comenzar a considerar otras alternativas porque estos productos contienen hemaglutinina, que convierte los glóbulos rojos en coágulos. Además, la soja aumenta los niveles de estrógenos en su organismo. En lugar de soja, debes usar leche de vaca, arroz o cualquier otra leche que sea orgánica.

Edulcorantes artificiales

Nunca use azúcar refinada ya que aumenta rápidamente los niveles de insulina en nuestro organismo. También debe evitar los refrescos, ya que contiene fructosa, que es una sustancia cancerígena, e incluye color caramelo, que también es cancerígeno. Elimine los refrescos porque hace que su cuerpo se vuelva ácido, que es el entorno perfecto para que se desarrolle el cáncer y sus células se expandan.

Agua fluorada

El flúor contamina el agua y elimina los minerales de su organismo. Hace que su sistema inmunológico sea más débil. Debe beber agua de manantial o un poco de agua sin flúor que no le hará ningún daño.

Medicamentos, vacunas

Asegúrese de encontrar un médico en el que pueda confiar y que le recomiende un estilo de vida y una nutrición saludables si desea prevenir el cáncer. Además, trate de evitar los medicamentos de las farmacias porque solo aumentará el beneficio de las empresas farmacéuticas y seguirá teniendo problemas de salud.

Comidas enlatadas

Trate de evitar los alimentos enlatados tanto como sea posible porque, por lo general, las latas incluyen una sustancia llamada bisfenol A que mata las células cerebrales de los ratones. Además de las latas, existen multitud de productos plásticos que también contienen esta sustancia nociva, como botellas de plástico, composites dentales, papel térmico, etc.

Jabones comerciales, champús, pastas dentales, cremas

Dado que nuestra piel absorbe todo lo que se le aplica, debes tener cuidado con lo que usas para la higiene personal. Muchos productos como jabones, dentífricos, champús, etc. contienen sustancias nocivas que penetran en nuestro torrente sanguíneo. Además, los tintes para el cabello, los perfumes y los subproductos animales también pueden ser cancerígenos. Para protegerse y proteger a su familia, comience a utilizar productos naturales. Un viejo refrán dice así: ¡Si no lo comes, no te lo pongas en la piel!

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!