Cómo perder la grasa que te sobra en el cuerpo en sólo dos pasos

Probablemente uno de los procesos más difíciles es el proceso de perder peso, especialmente cuando se trata de grasa abdominal rebelde.

Algunas personas no tienen el tiempo ni la voluntad de ir al gimnasio, pero no necesitan preocuparse porque hay algunos ejercicios realmente efectivos que se pueden hacer en casa.

Probablemente hayas oído hablar de la plancha y de que es el mejor ejercicio si quieres mantener el abdomen, la espalda y los glúteos firmes y fuertes. Sin embargo, existen variaciones de este ejercicio que definitivamente debe incorporar a su rutina de ejercicios para obtener mejores resultados.
Para que su cuerpo esté en la mejor forma de su vida, debe realizar el ejercicio mencionado a continuación junto con aeróbicos dos veces al día.

Con estos ejercicios que puedes realizar en la comodidad de tu hogar no tendrás que ser una rata de gimnasio. Su segundo entrenamiento aeróbico podría ser una simple caminata de 30 a 40 minutos por la noche después de la cena.

Cómo revertir la plancha

Lo más esencial para este ejercicio es mantener una forma adecuada. Por ejemplo, si siente que sus caderas se hunden hacia el suelo, debe volver inmediatamente a la posición inicial y reajustarse.

Después de un tiempo, cuando se sienta más cómodo con este ejercicio, puede aumentar el efecto usando un chaleco con peso o descansando su peso en una pierna en lugar de dos.

Si eres un principiante y te resulta demasiado difícil realizar este ejercicio, puedes modificar el movimiento apoyándote sobre los codos y antebrazos en lugar de las manos. Antes de realizar este ejercicio, como cualquier otro, conviene calentar adecuadamente.

Para realizarlo, debe sentarse en el piso, extender las piernas frente a usted con la espalda recta.

Después de eso, inclínate hacia atrás para que tu espalda esté en un ángulo de 45 grados con el piso.

Tus manos deben estar a tu lado con las palmas abiertas y los brazos alineados con los hombros y ligeramente detrás de las caderas.

Levante las caderas para que su cuerpo esté recto apoyando su peso en sus manos y talones, y sus glúteos y abdomen deben estar tensos. Puede resultarle útil visualizar su ombligo siendo succionado hacia su columna vertebral.

Mantenga la posición durante 15 a 30 segundos mientras mira hacia el techo.

Vuelve a bajar lentamente a la posición original.

Una vez que regrese a la posición inicial, levante nuevamente. Repita este ejercicio de 10 a 15 veces. Después de eso, puede realizar la plancha tradicional durante 30 a 60 segundos. Es opcional.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!