Ensalada de tomate cherry y mozzarella

Fresca, aromática y rápida de preparar, esta ensalada de tomate cherry y mozzarella me tiene enamorada. No solo es un plato repleto de sabor, sino que es tan colorido que entra por los ojos. Resulta ideal como entrante o para hacer una cena ligera en verano.

Las aportaciones de la cocina italiana al mundo de la gastronomía son incontables. Una de las más famosas es la ensalada caprese, en la cual se inspira este plato. Además de los tres ingredientes básicos de esta célebre ensalada, tomate, queso mozzarella y albahaca, mi versión incorpora tomate seco y un toque de aceituna. Estos aportan a un extra de sabor y aroma deliciosos.

La preparación de esta ensalada de tomate y mozzarella no tiene mucho misterio, pero le he dado un par de toques que la hacen más deliciosa si cabe. Uno de ellos es lo que yo he llamado “sal de aceituna“, es decir, aceitunas negras desecadas y reducidas a polvo. El otro truco consiste en introducir la albahaca en forma de aceite, de manera que queda perfectamente integrada con el resto de ingredientes.

Suena rico, ¿verdad? Si quieres saber cómo hacer ensalada de tomate cherry, mozzarella y albahaca, ahora mismo te lo cuento todo paso a paso.

Ingredientes para hacer ensalada de tomate cherry, tomate seco y mozzarella. Cantidades para 4 raciones

  • 600 g de tomates cherry variados (rojos, amarillos, kumato, etc)
  • 250 g de bolitas de queso mozzarella
  • 110 g de tomate seco (mejor si es en aceite)
  • 40 g de aceitunas negras
  • hojas de albahaca fresca (20 hojas más o menos)
  • aceite de oliva virgen extra (60 ml aproximadamente)
  • sal fina y sal gorda
Ingredientes para hacer ensalada de tomates cherry, mozzarella y un toque de albahaca
Ingredientes para hacer ensalada de tomates cherry, mozzarella y un toque de albahaca

Preparación de la ensalada de tomate cherry y mozzarella

  1. Comienza por preparar la sal de aceitunas negras. Para ello tendrás que desecar las aceitunas en el horno, calentándolas a 180 ºC durante 15 minutos más o menos, o hasta que veas que están secas y duras.
  2. A continuación machácalas en un mortero junto con un pelín de sal gorda hasta que obtengas un polvillo negro.
  3. Por otro lado, vamos a preparar el aceite de albahaca. Para hacerlo yo he usado un robot de cocina, pero se puede hacer con una batidora de vaso también.
  4. Tritura el aceite de oliva con las hojas de albahaca, que estarán previamente lavadas, hasta que obtengas una emulsión de color verde intenso. Reserva esta preparación.
  5. Por otro lado, trocea los tomates secos y los tomates cherry previamente lavados.
  6. Coloca los dos tipos de tomate y las bolitas de mozzarella en un recipiente grande. Aliña con el aceite de albahaca, la sal de aceitunas negras y un poco más de sal fina. Si el tomate seco que has usado venía en aceite, puedes añadir también un poco de este, pues suele ser muy aromático.
  7. Deja reposar la ensalada durante unos 30 minutos en la nevera para que los sabores se entremezclen.
  8. Finalmente, sirve la ensalada de cherrys y mozzarella. Decora con unas hojitas de albahaca fresca y un poco más de sal de aceituna.
secar las aceitunas y molerlas
Secar las aceitunas y molerlas junto con una pizca de sal gorda
Aceite de albahaca
Triturar el aceite con las hojas de albahaca
Trocear los tomates cherry
Trocear los tomates cherry y los tomates secos
mezclar los ingredientes de la ensalada
Mezclar todos los ingredientes de la ensalada

Consejos para hacer esta ensalada de tomate, mozzarella y albahaca

  • Para que tu ensalada esté realmente deliciosa elige ingredientes de calidad. Cuida que los tomates que uses sean sabrosos y aromáticos, pues en ellos reside gran parte del éxito de esta ensalada.
  • Si no te apetece secas las aceitunas en el horno también puedes hacerlo en el microondas. Mételas entre dos platos y caliéntalas a intervalos de 2 minutos hasta que veas que están secas. Ten cuidado, pues al estar cocinando tan poca cantidad de comida tu microondas puede recalentarse.
  • ¿Y si tampoco quieres usar el microondas? Puedes añadir las aceitunas troceadas sin más. La ensalada no tendrá ese toque distinto pero quedará buenísima igualmente.
  • Con las cantidades que te doy para hacer la sal de aceitunas y el aceite de albahaca te sobrará un poco. Puedes conservar en la nevera ambas preparaciones para condimentar otras ensaladas o platos de pasta.
  • ¿Puedes usar albahaca seca? No, no puedes usar albahaca seca porque su aroma no tiene comparación el de la fresca.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!