Porqué no debes tirar el ajo germinado y cómo hacer que germine y aprovecharlo.

Seguramente te ha pasado que compraste ajo en cantidades magníficas y le comienzan a salir brotes antes de usarlo, y piensas que estos se han dañado y de una vez vas y los desechas sin saber que esto no es así.

Resulta que esos brotes verdes brillantes que le salen a tus ajos, según un estudio realizado por la revista Journal of Agricultural and Food Chemistry, se ha determinado que los brotes de ajo o el ajo germinado tiene muchas propiedades antioxidantes.

Estas propiedades duplican los niveles de antioxidantes que el ajo fresco, así que quédate leyendo con nosotros si quieres saber más acerca de este gran error que has estado cometiendo al botar los brotes de ajo.

No esperes más y entérate de las propiedades que este tiene y sácale provecho a este alimento tan poderoso. Sigue leyendo.

No deseches el ajo germinado

Primero que nada debes saber que los ajos germinados no los deberías eliminar pues tienen muchas propiedades.

esto es lo que sucede, hay plantas que son muy susceptibles a las bacterias, virus e incluso a los insectos durante su germinación, lo que las lleva a producir una sustancia llamada fitoalexina, que sirve para defenderse en contra de estos microorganismos, sin embargo resultan beneficiosos para los humanos.

Aunque el ajo este germinado o no, este es siempre una buena opción ya que contienen azufre saludable como la alicina que funciona para retardar la arterosclerosis, baja la presión arterial y reduce el riesgo de padecer cáncer.

Ahora que sabes más sobre los germinados de ajo, debes saber que los puedes utilizar en la preparación de tus comidas, estos son mejores si están frescos.

Puedes ponerlos encima de algunas papas al horno, ensaladas verdes, de verduras e incluso con huevos revueltos, pastas, salsas o aderezos.

Si a tus ajos no les salen brotes y quieres que estos lo hagan, solo deberás colocar el diente de ajo en una taza pequeña transparente.

Cubre con un poco de agua, no sumerjas todo el diente para que el agua no se ponga turbia, maloliente y los dientes de ajo se pudran.

Si lo haces como te decimos, estos germinarán perfectamente. Colócalos en un lugar iluminado.

Cosecha los brotes cuando midan más de 3 pulgadas de alto pero intenta no eliminar un tercio de la varita de crecimiento, si cortas más abajo, los brotes no crecerán más.

Pueden llegar a medir 10 pulgadas si se dejan crecer solos.

Para cortar los brotes, utiliza tijeras afiladas

Hay otro método y consiste en elegir un lugar soleado pero no demasiado y planta los ajos en el suelo con al menos una pulgada de profundidad y ve como crecerán los brotes después de unas dos semanas.

Planta cada diente de ajo, dejando un espacio entre 4 a 6 pulgadas entre ellos, mantén siempre la tierra húmeda.

No esperes más cosecha tus ajos germinados y aprovecha los beneficios que nos aporta para nuestra salud.

No olvides compartir.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!